Suplementos Alimenticios

 SUPLEMENTOS ALIMENTICIOS

Los nutrientes o “suplementos alimenticios” tratan las deficiencias de los sistemas del cuerpo humano, con suplementos alimenticios naturales y evita el uso de medicamentos.

Cuando se genera un desequilibrio molecular en las células o pre enfermedad; Se puede restablecer mediante suplementos nutricionales a fin de aportar dosis adecuadas al organismo.

Los suplementos alimenticios no utilizan sustancias extrañas, que perturben las funciones o sistemas del organismo, por ello no producen efectos secundarios.

LOS SUPLEMENTOS ALIMENTICIOS QUE REVITALIZAN EL SISTEMA INMUNOLÓGICO

Su sistema inmunológico depende totalmente de una toma óptima de vitaminas y minerales.

starbienLa carencia de las vitaminas A, B1, B2, B5, B12, ácido fólico, C, E, suprime la inmunidad, al igual que la deficiencia de hierro, zinc, magnesio selenio.

Las vitaminas B1, B2 y B5 producen unos efectos revitalizadores del sistema inmunológico leve comparados con los de la vitamina B6, al igual que el funcionamiento de las células T.

La toma ideal es probablemente de 50 a 100 miligramos.

Tanto los suplementos alimenticos que contiene la vitamina B12, como el ácido fólico son también esenciales para el correcto funcionamiento de las células B y T. La vitamina B6, el zinc, y el ácido fólico son requeridos para la rápida producción de células inmunes nuevas que se enfrentan a los enemigos.

Dado que ningún nutriente funciona aislado. Es buena idea tomar suplementos alimenticios, multivitamínicos y  minerales de alta resistencia.

La combinación de suplementos alimenticios a niveles incluso modestos puede revitalizar la inmunidad eficazmente.

El Doctor Chandra y sus colegas, en un estudio realizado de investigación publicado en Lancelot, estudiaron a un grupo de 96 personas de la tercera edad, con buena salud y suministró a algunos un suplemento alimenticio de esta clase y a otros un placebo.

Quienes tomaron suplemento alimenticios, sufrieron menos infecciones, tenían un sistema inmunológico más fuerte (esta se realizó a través de análisis sanguíneos de determinación de los factores inmunes) y estaban generalmente más saludables que aquellos a los que se les dio placebo.

Los suplementos alimenticios que vale la pena agregar en grandes cantidades para combatir las infecciones son los antioxidantesonepermeal y especialmente la vitamina C. La mayoría de los invasores producen peligrosos oxidantes llamados Radicales libres para rechazar a las tropas del sistema inmunológico.

Los nutrientes antioxidantes como las vitaminas A, C, y E, el zinc, y selenio desarman a estos radicales libres. Debilitando al invasor. La vitamina A ayuda a mantener la integridad del aparato digestivo, los pulmones y todas las membranas celulares previniendo que los agentes foráneos entren en el cuerpo y que los virus entren en las células.

Además la vitamina A y el betacaroteno son unos antioxidantes potentes.

Muchos agentes foráneos producen radicales libres de oxidación como parte de su sistema de defensa. Incluso nuestro propio sistema inmunológico produce radicales libres para destruir a los invasores por eso al importancia de los suplementos alimenticios.

Por lo tanto una alta toma de suplementos alimenticios ayuda a proteger a sus células inmunológicas de estas dañinas armas de guerra. La toma ideal del betacaroteno es de 10.000 (3.300 ug) a 50.000 ius (16.500 ug) al año. (ug= Unidad de masa equivalente a una millonésima parte de un gramo.)

La vitamina E que es otra que sirve para todo, mejora la función de las células B y T.

Sus propiedades de revitalización del sistema inmunológico aumentan si se toma con selenio. La toma ideal es entre 100 y 1000 ius.

El selenio, hierro, magnesio, cobre y zinc están todos implicados en la antioxidación y se ha demostrado que afectan positivamente a la facultad inmunológica. De todos estos el selenio y el zinc son probablemente los más importantes.

Aunque el zinc es un elemento crítico para la producción de células inmunológicas y para el perfecto funcionamiento de las células T y B, excesos de éste pueden suprimir la capacidad de los macrófagos para destruir la bacteria.

La toma ideal diaria es de 12 a 25 mg. Aunque el zinc puede ser un complemento beneficioso durante una infección vírica, puede que no sea buena idea tomarla durante una infección bacteriana.

Lo mismo pasa con el hierro mientras que la carencia de hierro suprime la función inmunológica. Demasiado hierro interfiere en la capacidad de los macrófagos de destruir la bacteria.

Cuando existe una infección, el cuerpo inicia una serie de mecanismos de defensa diseñados para que los invasores dejen de absorber hierro,por lo tanto no se recomienda la complementación de hierro durante una infección bacteriana.

 

CONCLUSIÓN

suplementos alimenticios

El impresionante desarrollo científico y tecnológico ha permitido que las condiciones de vida se hayan mejorado a escala mundial. Esto tiene un alto costo pagamos  las comodidades con un alta devastación del planeta.

Utilizamos sofisticados elementos que automatizan y hacen más cómodo el trabajo dejando sin trabajo a miles de personas.

Nuestro conocimiento en nutrición y salud es cada día mayor, y por eso hay una compañía con reconocimiento internacional con mas de 20 años de experiencia y calidad insuperable que ofrece lo mejor del mercado, pero llevados por el vértigo cotidiano y los malos hábitos, nuestra dieta es inapropiada y continuamos enfermándonos.

En busca de la mejor calidad de vida los suplementos alimenticios ayudan a mejorar y fortalecer los sistemas del cuerpo humano para tener una vida más sana y sin enfermedades que tanto aquejan a la humanidad. la decision está en sus manos ..

Para cerrar……

Si usted quiere aprender paso a paso por medio de vídeo tutoriales “cómo crear su propio negocio y generar dinero extra” le recomendamos que visite ahora mismo nuestro sitio web http://pinpao.co

Gracias por su atención, nos encontramos en un próximo artículo.

 Pedro Pinzón

Director “pinpao.co”


Comentarios para Facebook:

*